"Llevamos más de 30 años asistiendo a la extinción progresiva del sector textil

26 MarzoNoticias Socios

ENTREVISTA / JUAN RUIZ

"Llevamos más de 30 años asistiendo a la extinción progresiva del
sector"


Juan Ruiz y Marta Ribas son los creadores de Teixidors, una cooperativa que abrió sus puertas en 1983, que se dedica a la fabricación de plaids, chales, bufandas,  foulars, mantas y otros complementos, todo elaborado con materiales nobles. En la actualidad la empresa cuenta con 44 personas. Esta empresa, Teixidors SCCL, está formada principalmente por personas con algún tipo de discapacidad psíquica y busca, a través de la integración laboral, conseguir también la integración social de sus trabajadores. Al final, el objetivo es trabajar bien, y conseguir un equilibrio entre la función terapéutica y la actividad económico-empresarial. Los ponentes del Foro anual del Club Excelencia en Gestión podrán conocer de primera mano la calidad de estos productos ya que recibirán un obsequio de su firma. Juan Ruiz, CEO de Teixidors nos explica algunas de las claves de su empresa.

- Según tengo entendido, en TeixIdors apuestan por la conjunción de tradición y modernidad, bajo un criterio de sostenibilidad y de calidad ¿Cómo hacen para conjugar con éxito todas esas variables?
El éxito llega al final si consigues mezclar estos cuatro ingredientes y el cliente cuando llega el momento de la verdad: al decidir que compra,  elije nuestro producto: bufanda, corbata, chal, plaid, manta, etc. y más adelante cuando lo usa se reafirma en aquella decisión.
La verdad es que tenemos pocas cosas a decidir: la modernidad nos exige que propongamos un buen diseño, la tradición nos obliga a dedicarle a cada operación el tiempo y la atención necesaria: en el tejido a mano la persona es la que marca el ritmo en el telar, podrá ir más o menos deprisa, pero siempre será una decisión de la persona y no una imposición de la máquina. Somos sostenibles porque en sí lo es la actividad que hemos elegido para nuestro desarrollo personal y empresarial, pero también buscamos que las materias primeras: lana, lino, cashmere, algodón, etc tengan garantía y trazabilidad desde el primer momento y que la calidad prime por encima de cualquier otro parámetro y también los procesos de lavado contemplen estas mismas coordenadas. Si cumplimos todos estos requisitos es prácticamente imposible no hacer un producto sostenible.

- El criterio de sostenibilidad de Teixidors va más allá de las cuestiones medioambientales, abarca un concepto más amplio ¿podría explicarlo?
Enlazando con la pregunta anterior, comentar un elemento importantísimo que le da sentido a cada uno de los apartados anteriores y es que somos un grupo de personas con capacidades muy diferentes, alguno de nosotros nos podemos considerar normales aunque no tengamos ningún certificado que lo acredite, algunos tenemos un certificado sobre nuestras capacidades que en el lenguaje coloquial da pie a utilizar los sufijos “minus” o “sub” o la etiqueta genérica “colectivo en riesgo de exclusión social”. El común denominador es que cada uno desde sus posibilidades, nos esforzamos día a día por hacer mejor nuestro trabajo, ser más respetuosos emocional y ecológicamente y de esta manera trabajar para salir adelante.
 
- Los textiles procedentes de otros países como China, está ocasionando que numerosos talleres españoles tengan que cerrar sus puertas ya que no pueden hacer frente a una competencia mucho más barata. ¿Cuál cree que es la clave para salvar al sector?

Te agradezco mucho la confianza que me haces sentir al hacerme esta pregunta, que si fuera capaz de contestarla y acertar la respuesta estaríamos solucionando la papeleta de miles y miles de personas… Yo tan solo me atrevo a decirte que mientras el motor de las decisiones sea el beneficio económico creo que no  hay solución posible. Hemos de ser capaces de añadir a la cuenta de resultados otros indicadores que complementen el económico: impacto local en puestos de trabajo, la huella de CO2, como se incorporan las personas mas desfavorecidas en la cadena de valor: en la propia organización o con alianzas con otras empresas u organizaciones, la implicación/satisfacción de los propios empleados… No seria muy difícil encontrar buenas y múltiples recetas para solucionar el problema, pero si no llevan entre los ingredientes: sentido común, generosidad y compromiso creo estaremos muy lejos de solucionarlo.
En Terrassa llevamos más de 30 años asistiendo a la extinción progresiva del sector textil: hiladores, tejedores, acabadores, tintoreros, industria auxiliar, etc. Debido a la situación que tu describes al plantear la pregunta.
¿Tiene sentido que yo individualmente pueda comprar una prenda textil barata y que socialmente tengamos que asumir los costos de la deslocalización del sector y lo que es de un valor incalculable: el saber hacer?



Club Excelencia en Gestión

Más visto

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Síguenos en

Linkedin Twitter Facebook Youtube