Club Excelencia en Gestión

De la transformación digital a la conexión humana

Miguel Ángel Pérez, creador de #humanosenlaoficina

Vivimos en una era donde estamos sobreexpuestos al mensaje de la necesaria transformación digital ante una pandemia que no parece tener visos de acabar fácilmente, de crear estrategias que buscan apoyar la construcción de una marca para que sea visible, de generar instrumentos que nos lleven más cerca del cliente, de lo que siente, lo que necesita, cómo respira y cómo se mueve para anticiparnos a sus deseos.

Ha llegado un punto que la necesidad de ser reconocidos como líderes, como referentes, como proveedores, como empresas, como cualquier concepto que se nos ocurra para estar en la mente de nuestro target, se ha convertido en la prioridad/obsesión de nuestro tiempo en la economía actual tan revuelta como exhausta de una actualidad aún de consecuencias imprevisibles.

Por ello, lo que llamamos la revolución humana, la alianza de lo humano con lo digital se está revelando como la clave de diferenciación para un mercado que busca con ganas un estímulo positivo para ir más allá de la supervivencia. Y esa revolución tiene su base en una nueva conexión entre las personas y el propósito de la empresa.

Antes de este periplo viral, ya muchas empresas se habían percatado que la innovación puramente tecnológica estaba dejando muy atrás la experiencia humana. Y es un contrasentido, porque precisamente dejar atrás lo analógico implicaba mejorar la experiencia no sólo del cliente, sino del trabajador, del candidato, del talento presente y futuro.

Por ello, la reconstrucción del propósito pasa por fijarnos en esa vivencia humana y ponerla por delante

Porque desde el momento que estamos conectados con la experiencia de quienes trabajan a nuestro lado, será más difícil que sigamos dirigiendo equipos como si estuviéramos en plena revolución industrial, generando ejecutores de tareas sin más.

Porque comenzaremos también a entrenar a las personas sabiendo que significa ahora para nosotros su ausencia presencial, hasta el propio concepto de motivación y liderazgo está cambiando.

Porque ese mismo liderazgo en crisis, anotado por la Dra. Margarita Mayo en su gran libro “Yours Truly” evidencia lo equivocados que estábamos dejando de lado la conexión humana, empeñados en hacernos líderes y olvidando cómo hacer líderes a los demás.

Se acabó lo que se daba. Es hora de una revolución humana. Una revolución con propósito para todos.

En el Foro Anual del Club Excelencia en Gestión, que tuve el honor de presentar y dinamizar junto al gran Juanma Romero, candidato a la Presidencia de RTVE, lo expusimos con una claridad meridiana gracias a invitados e invitadas que lo dieron todo para mostrar su experiencia humana. Una experiencia entroncada con la implantación del Modelo EFQM , en búsqueda de una excelencia que ahora se antoja vital y necesaria para que todos, ahora sí, sean excelentes.

Desde Humanos en la oficina, el grupo de comunicación y transformación lo tenemos igual de claro. Queremos difundir iniciativas que mejoren esa experiencia, herramientas, instituciones, instrumentos como ese mismo Modelo EFQM que generen una visión común de mejora real.

Porque esa mejora llegue a todos tenemos que seguir comunicando, convenciendo, aún a riesgo de ser obvios, que este tiempo nos ha demostrado que somos humanos, para equivocarnos, desde luego, pero también para afrontar como nunca retos inéditos. Porque ser humanos es algo que, independientemente de las transformaciones tecnológicas que nos quedan por vivir, vamos a ser toda la vida.

Galería de imágenes
Trasnformación
Modelo EFQM 2020
modelo EFQM
propósito
buena gestión
Genérico
Gran empresa
Micro-pyme
Pyme

Comparte

Valoración