Club Excelencia en Gestión

Lo que un hacker no quiere que sepas sobre teletrabajo y ciberseguridad

Silvia Leal, experta líder digital

El coronavirus ha permitido que muchos hackers pudieran hacer su agosto. Y es que los daños provocados por un problema de este tipo pueden llegar a ser de tanta gravedad que se dice incluso que la ciberseguridad se ha convertido en un “asunto de estado”. De hecho, ¿sabes cuál es el coste medio de una violación de datos? Según un informe de IBM Security, durante el último año ha aumentado en un 12%, hasta alcanzar los cuatro millones de dólares. Una cifra que resulta ser algo más baja para las empresas de tamaño pequeño y mediano, ubicándose en un promedio de 2,5 millones.

Por todo ello, ¿cuántas organizaciones se pueden permitir una carga semejante? ¡Enorme e inesperada! Sinceramente, dudo que muchas. Y, por ello, las empresas están prestando cada vez más atención a este tipo de riesgos, conscientes de que, por si fuera poco, se están viendo multiplicados con la expansión del teletrabajo.

Y, por eso, es muy importante asegurar que el trabajo en remoto se haga garantizando tanto una correcta protección de los dispositivos como de las redes domésticas, asegurando el máximo respeto de los empleados frente a las políticas corporativas de ciberseguridad. 

No obstante, lo cierto es que el riesgo sigue estando ahí, acechando silencioso y a la espera del más mínimo descuido o error y, por esa razón, algunos ya se lo están preguntando:

¿Y no sería mejor evitar todas estas brechas de seguridad dando marcha atrás en el avance del teletrabajo? ¿Y realmente compensa esta nueva moda si, por su culpa, nos pueden hackear y llevar a la ruina?

En pocas palabras, en el teletrabajo, como casi todo en la vida, hay luces y sombras. Es capaz de traernos eficiencia, motivación y rentabilidad, pero también llega con retos como el de la ciberseguridad y la gestión. Porque es cierto que la seguridad al 100% no existe, pero eso no es una excusa para llevar a cabo una gestión adecuada de los recursos y del día a día en el trabajo. Seguir adelante con un modelo de gestión, como el Modelo EFQM, que nos ayuda a construir un sistema de gestión integral y equilibrado y nos ayuda a prepararnos para los retos futuros, potenciando la excelencia, la innovación y la sostenibilidad y generando compromiso entre los empleados y el resto de grupos de interés, es un gran acierto.

 

Escucha el podcast en IVOOX aquí

Galería de imágenes
ciberseguridad
digitalización
sostenibilidad
innovacion
modelo EFQM
sistema de gestión
teletrabajo
seguridad
Genérico
Innovación
Sostenibilidad
Gran empresa
Micro-pyme
Pyme

Comparte

Valoración