Club Excelencia en Gestión

Para saber cómo se enseña hay que saber cómo se aprende

José Antonio Fernández Bravo, profesor, investigador y director de la cátedra Conchita Sánchez para el desarrollo y la investigación en educación matemática, en el Centro Universitario de Enseñanza Superior Don Bosco

Para COMPRENDER es necesario: experimentar, investigar, manipular, dialogar, “estudiar jugando” y “aprender haciendo”; antes de enseñar a medir y calcular, hay que aprender a ilusionarse, intuir, percibir, sentir y pensar.

Según el informe PISA 2021, la alfabetización matemática “es la capacidad de un individuo de razonar matemáticamente y de formular, emplear e interpretar las matemáticas para resolver problemas en una amplia variedad de contextos de la vida real. Esto incluye conceptos, procedimientos, datos y herramientas para describir, explicar y predecir fenómenos. Ayuda a los individuos a conocer el papel que cumplen las matemáticas en el mundo y hacer los juicios y tomar las decisiones bien fundamentadas que necesitan los ciudadanos reflexivos, constructivos y comprometidos del siglo XXI”.

Cuántas formas distintas ofrecemos para desplegar su sentido numérico, su sentido espacial… Cuántas alternativas presentamos desde una pluralidad de intenciones para desarrollar su pensamiento con flexibilidad y creatividad.

Hay que enseñar desde el cerebro del que aprende; atender a la diversidad desde una diversidad de atenciones. Además de enseñar matemáticas a partir de la vida real, hay que enseñar vida a través de las Matemáticas.

Para saber cómo se enseña hay que saber cómo se aprende. Formarse implica, ante todo, hacer uso de la autonomía personal a la hora de tomar decisiones. Actualmente, la formación del profesorado ofrece prólogos y plataformas de despegue significativas, muchas de ellas, para las intervenciones educativas y aptas para tomar un primer contacto con las necesidades e intereses que exige en nuestros días la escuela moderna; pero esto no es suficiente.

El cumplimiento de fuertes objetivos dirigidos, por ejemplo, a la correcta utilización de materiales y recursos, o la presentación de situaciones de aprendizaje fructíferas para la investigación, la construcción, el descubrimiento y la comprensión de los conceptos, no es fácil y requiere de un tiempo tan necesario como prudente, donde se pueda, ante todo: validar la práctica, discutir procedimientos, analizar situaciones cotidianas o ejemplificar posibilidades de acción metodológica en el aula.

¿Qué hay de nuevo? Más allá de las metodologías hay personas que te alejan del conocimiento por su manera de presentar, de mostrar… y, personas que te acercan la ilusión en la que necesitas confiar para conseguir el objetivo. El valor de un centro educativo es su capital humano, para favorecer su desarrollo -desde hace trece años- lidero una formación dirigida al desarrollo integral de la persona.

Se trata de un máster en metodología didáctica para la enseñanza de la matemática en educación infantil y primaria, que se imparte en el Centro Universitario de Enseñanza Superior Don Bosco, adscrito a la Universidad Complutense de Madrid. Está concebido como un proyecto de vida que ofrece– a través de la EXPERIMENTACIÓN- las necesarias rutinas de pensamiento lógico y matemático, y el método a seguir para incluir la COMPRENSIÓN en el aprendizaje, con una metodología activa e innovadora de RESPETO al que aprende y de aplicación PRÁCTICA para la adquisición del conocimiento.

Fórmulas innovadoras como ésta son cada vez más necesarias para prender la llama de las matemáticas en los profesionales del futuro. Y que todos ellos sean capaces de alcanzar el objetivo que marcábamos al inicio de este texto: COMPRENDER a base de: experimentar, investigar, manipular, dialogar, “estudiar jugando” y “aprender haciendo”; medir y calcular, intuir, percibir, sentir y pensar.

Una lista de verbos que también están íntimamente vinculados con varias necesidades de nuestra sociedad y de nuestras organizaciones: la innovación, la transformación y el progreso.

Galería de imágenes
Educación
innovacion
transformacion
Educación
Genérico
Gran empresa
Micro-pyme
Pyme

Comparte

Valoración