Club Excelencia en Gestión

Guía inicial de benchmarking

GUIA INICIAL DE BENCHMARKING

El benchmarking está muy presente en el Modelo EFQM, en su versión 2020 y en anteriores, ya que es un gran aliado para las organizaciones. Les ayuda a buscar ejemplos a seguir y con los que compararse con el fin de mejorar en el cambio de las buenas prácticas y en su aplicación en el día a día.

Para potenciarlo, el Club Excelencia en Gestión lleva años impulsando acciones de encuentro y formación, enfocadas a compartir experiencias y conocimiento en este ámbito. Por ejemplo, actividades de co-creación como los Management Talks, en el que directivos de empresas socias se reúnen para debatir sobre temas de interés para mejorar su competitividad. O como los grupos de trabajo sectoriales, los Foros de Excelencia en Sanidad, Educación, Universidades y Administraciones Públicas, coordinados para acercar aún más el Modelo EFQM a la realidad de estos ámbitos de trabajo.

También se encuadran en estas acciones los Encuentros en la Cumbre, donde los principales líderes de organizaciones socias del Club muestran nuevas estrategias de crecimiento, sostenibles, excelentes e innovadoras. Y los Premios anuales de Buenas Prácticas en Gestión, un reconocimiento para todas aquellas corporaciones que han puesto en marcha proyectos responsables extrapolables a otras entidades similares a la suya.

“Organizamos actividades con un enfoque estructurado que han de servir a las organizaciones para salir fuera de su propio entorno y ver cómo otros realizan tareas similares a las suyas pero con mejores resultados. Es una oportunidad de aprendizaje y mejora que sólo se completa cuando las lecciones aprendidas se han incorporado de forma sistemática a la propia forma de trabajo de las organizaciones que participen en ellas”, explica Ignacio Babé, Secretario General y CEO el Club Excelencia en Gestión.

La guía interactiva elaborada por el Club incluye, entre otros contenidos, declaraciones de líderes de grandes corporaciones socias. Y también un decálogo con las principales razones que deben empujar a una empresa a aplicar técnicas de benchmarking, que se resumen en tres puntos:

Encamina a cualquier organización hacia la mejora de sus resultados, de su reputación y de la confianza que transmite a clientes, empleados, proveedores y demás grupos de interés.

Permite aprender de forma activa y poner en práctica las estrategias del mejor referente en un campo concreto. Y ayuda a entender mejor las nuevas tendencias, potenciar la legitimidad y fomentar la creatividad y la innovación.

Refuerza la presencia de la organización que lo lleva a cabo, la mantiene en movimiento, la ayuda a adaptarse al cambio con mayor agilidad y la convierte en un nuevo agente de benchmarking que servirá como apoyo a otras organizaciones que quieran aprender de su experiencia.

 

Adjuntos

Comparte

Valoración